Recibe todas las novedades en tu mail

Refrigerar edificios con frío solar

Fuente: EROSKI CONSUMER
Autor: ALEX FERNÁNDEZ MUERZA
---
Los sistemas de refrigeración son cada vez más demandados en los meses más calurosos. En España se instalan anualmente más de un millón de aparatos de aire acondicionado, lo que incrementa el riesgo de sobrecarga en la red eléctrica, dada la gran cantidad de energía que consumen. Una alternativa ecológica son los denominados sistemas de "frío solar", basados en una idea aparentemente contradictoria: aprovechar el calor del sol para enfriar un entorno.

La energía solar térmica utilizada para refrigeración descongestiona por tanto la red de distribución eléctrica y extrae un mayor rendimiento de las instalaciones solares, a menudo infra-aprovechadas o en riesgo de sobrecalentamiento durante el verano. En la Unión Europea (UE) se espera que su uso aumente en los próximos años, teniendo en cuenta el incremento de las energías limpias como fórmula para evitar las emisiones de gases de efecto invernadero y de los CFC y HCFC, refrigerantes implicados en la reducción de la capa de ozono.

El aprovechamiento de la energía solar para producir frío puede realizarse de dos maneras distintas. Por un lado, mediante módulos fotovoltaicos que generen la electricidad necesaria para accionar un equipo eléctrico. Por otro lado, mediante colectores solares que produzcan directamente energía térmica a baja o media temperatura.

Desde un punto de vista de utilidad energética, las aplicaciones que utilizan el calor sin intermediación eléctrica son más eficientes, ya que tanto la producción de frío como la energía consumida para abastecerlo son de carácter térmico. La electricidad generada por las placas solares puede emplearse en otros usos que no pueden ser abastecidos térmicamente, como la iluminación o la fuerza motora.

En la actualidad, hay varias tecnologías que aprovechan la energía calorífica. Las máquinas de refrigeración por absorción y por adsorción son las más utilizadas y cuentan con las mayores perspectivas de desarrollo futuro. El sistema de refrigeración por absorción se basa en la capacidad de absorber calor de ciertos pares de sustancias, como el agua y el bromuro de litio o el agua y el amoniaco.

Por su parte, la refrigeración por adsorción se basa en el fenómeno por el cual un cuerpo sólido, bajo la liberación de una determinada cantidad de energía en forma de calor, adsorbe o atrapa en su superficie una cantidad de materia gaseosa.

Según sus defensores, aunque la inversión es elevada y su rendimiento es bajo en comparación con las máquinas convencionales, el desarrollo de la tecnología y el aumento de usuarios volverán competitivos los sistemas de frío solar. Además, el coste de una instalación fotovoltaica está subvencionado por el estado y puede conectarse a la red para vender la electricidad generada y conseguir beneficios, amortizando antes la inversión.

 
---
Temas de Química:
http://conceptosdequimica.blogspot.com/
 
Libros, apuntes y demás:
http://ferialibrodelmundo.blogspot.com/
 
Índice general de nuestro mundo:
http://olgaydaniel.blogspot.com/

No hay comentarios.: