Recibe todas las novedades en tu mail

Lo fantástico en Adolfo Bioy Casares



La literatura de Adolfo Bioy Casares constituye uno de los ejemplos más resaltantes de la literatura fantástica en el contexto hispanoamericano. Una prosa que combina lo elegante y lo audaz, cuyas tramas se enraízan en la realidad para luego buscar lo onírico, lo salvajemente prodigioso.



Una de las maestrías de este importante escritor argentino, viene a ser la eficacia con la que va tensando los hilos narrativos en cada una de sus historias. En efecto, sus cuentos tienen la particularidad de explorar las infinitas posibilidades que ofrece la literatura.



En la Invención de Morel, uno de sus relatos más conocidos, podemos apreciar, además de la maestría en el uso del lenguaje literario, un enfoque que para la época que fue publicada trascendió los territorios de lo escrito hasta ese entonces, pues supuso un hito de lo fantástico, impregnado a su vez, por la psicología de los personajes, y de acuerdo a la opinión de algunos críticos y escritores, con cierto contenido de la realidad social.



Tal vez muchos conocen a Bioy Casares como uno de los amigos literarios del gran Jorge Luis Borges, pues ambos tuvieron una gran amistad, y en muchos casos, recorrieron juntos el camino literario que la vida les deparó. En tal sentido, Borges, en el prologo de la mencionada obra de Bioy Casares, señala: "En español son infrecuentes y aún rarísimas las obras de imaginación razonada. Los clásicos ejercieron la alegoría, las exageraciones de la sátira y, alguna vez, la mera incoherencia verbal." Más adelante agrega, "La invención de Morel (cuya título alude filialmente a otro inventor isleño, a Moreau) traslada a nuestras tierras y a nuestro idioma un género nuevo."



Ciertamente, cuando Borges alude a la "imaginación razonada" al referirse a la obra de Adolfo Bioy Casares, está refiriéndose a una de las características más importantes de su literatura. Con el fin de encontrar las respuestas o explicaciones a los enigmas de la vida, Bioy Casares, acude a lo fantástico pero siempre como alternativa, reconstruyendo o recreando la realidad, iluminando los espacios de la incertidumbre que acompañan en su devenir al hombre contemporáneo.

Fuente:  http://diariodelosandes.com 


Escrito por Raúl Márquez

 rauldmarquezc@gmail.com





No hay comentarios.: