Recibe todas las novedades en tu mail

Halloween: para no temer a los espectros


"Si hay miedito, que no se note".

Los celtas estaban convencidos de que la noche del último día de octubre era el momento propicio para que el mundo de los muertos estuviera muy cerca del mundo de los vivos. Esa situación llegada a través de las tradiciones de los antepasados que conmemoraban el Samhain para poner sonrisas en los rostros de niños y adultos, y que el temor no se notara demasiado.

Porque la valentía celta es tradicional pero en sus encuentros con los vivientes. Toparse con fallecidos circulando por allí suele asustar al más osado.

Es que los creyentes de diversas religiones tenía, justamente al día siguiente, su fecha de conmemoración de los Santos, y había que estar preparado celebrando algo que funcionara como antídoto. Por eso la fiesta celta se llamó y se llama "Víspera de Todos los Santos" (All Hallows' Eve, o dicho rápidamente en celta, Halloween).

Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición a América del Norte durante la Gran hambruna irlandesa. Y la globalización la hizo popular en muchas otras latitudes.
El día se asocia a menudo con los colores naranja, negro y morado y está fuertemente ligado a símbolos como la jack-o'-lantern (en la imagen del comienzo de la nota).

Las actividades típicas de Halloween son el famoso "truco o trato" y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita de casas encantadas, las bromas, la lectura de historias de miedo y el visionado de películas de terror.

Por supuesto, ni vos ni yo creemos en estas apariciones de muertos que se comportan como vivos. Sabemos que son invenciones de gente ignorante apoyadas por comerciantes sin más interés que venderles lo más posible en este día o reunirlos en sus entenebrecidos salones para que, ayudados por dosis increíbles de alcohol y otras porquerías, se desenfrenen para olvidar que por allí cerca podrían, según las leyendas, estar amenazan horribles seres de ultratumba.

Seguramente no es tu caso ése de estar angustiado y tembloroso simplemente por que es la "Noche de Brujas", ¿verdad?

De todos modos, por si las dudas, echaremos una miradita debajo de la cama antes de dormirnos. Digamos que para comprobar que le está haciendo falta una limpieza porque hay demasiada pelusilla.

Daniel Aníbal Galatro
Esquel - Argentina - Octubre 30 2013
danielgalatro@gmail.com
---
**Visita: http://salasdevideoconferenciasolgaydaniel.blogspot.com.ar/ http://bohemiaylibre.blogspot.com

No hay comentarios.: