Recibe todas las novedades en tu mail

Biología: conociendo a Pez Tigre


El terror de los cocodrilos

Por: Javier Peláez
Enviado por Julio Victorio Puzzillo
---
Estas temibles y poderosas fauces que podéis contemplar en la fotografía pertenecen a un coloso de agua dulce al que los biólogos catalogaron como Hydrocynus goliath, y al que popularmente se llama Pez Tigre. Los nativos lo conocen como pez monstruo y como veremos a continuación, no es para menos...

Imaginad que os encontráis de viaje, en un divertido safari por África y como por aquellas latitudes el calor aprieta, os animáis a daros un bañito en el gran Río Congo. Bueno, pues uno de los peces que por allí podréis encontrar es este "angelito" de más de un metro de largo (algunos ejemplares han llegado a los dos metros) y que puede llegar a pesar hasta 80 kilos.

Un pez que pertenece al orden de los Characiformes y que por tanto es familia lejana de las famosas pirañas, aunque en este caso, su aspecto es aún más aterrador.

Evidentemente, a parte de su gran tamaño, lo que llama la atención del Pez Tigre Goliath son sus poderosas mandíbulas y, por supuesto, esas filas de dientes capaces de merendarse casi cualquier cosa que se le cruce por el camino.

Se trata de una especie muy agresiva que tiene en su menú todo tipo de presas, incluidos animales mucho mayores que él. Además y para hacerlos aún más peligrosos, el pez tigre se mueve en grupo, con lo que un ataque de ellos puede hacer desaparecer a su víctima en apenas unos minutos.

Se alimenta principalmente de carroña y peces menores, pero también un buen grupo de ellos puede cebarse con grandes especímenes enfermos o débiles. Así, una de sus presas favoritas son los cocodrilos que, a pesar de su tamaño, también entran en la dieta de los peces tigre.


Su modus operandi se parece mucho al de las pirañas: voraces y moviéndose rápidamente entre las turbulentas corrientes del Rio Congo, un banco de unos 30 o 40 peces tigre pueden despachar en un momento presas mucho más grandes que ellos a base de dentelladas.

Aunque no se han registrado ataques a humanos, yo por si las moscas, no me arriesgaría con ese bañito del que hablábamos antes...

No hay comentarios.: