Recibe todas las novedades en tu mail

De archivo:"No puedo más", le dijo a su asistente

La muerte del célebre escritor Adolfo Bioy Casares se produjo poco después de las 19 de ayer, en el Centro de Educación Médica e Investigación Clínica (Cemic), de esta ciudad, como consecuencia de una falla múltiple agravada por su avanzada edad.





"No puedo más, no puedo más", dijo el exquisito autor de "El sueño de los héroes" anteanoche, mientras se aferraba débilmente a la mano de Jovita Iglesias de Montes Blanco, una de sus asistentes durante los últimos 50 años.



Anoche, Jovita atendía sin cesar las llamadas telefónicas de todas partes del mundo en el último domicilio del escritor. "El lunes a la noche me acerqué a darle 50.000 besos. Estaba con los ojitos hacia arriba. Apenas respiraba. Hacía mucho calor y él quería quitarse la máscara de oxígeno", dijo la mujer entre sollozos.



El encargado de prensa del Cemic, Osvaldo Brusco, dio la noticia a la prensa pasadas las 22.30, luego del reclamo de los periodistas para que un directivo se hiciera presente y corroborara la versión que había trascendido poco después de las 20.



Voceros de la familia dijeron que los restos del escritor serán sepultados hoy, sin velatorio, a las 16.45 en el cementerio de la Recoleta.



Hora oficial



"El Cemic lamenta informar que a las 19 o 19.15 falleció don Adolfo Bioy Casares. La causa del fallecimiento se debe a una falla multiorgánica, multisistémica, que se produce cuando comienzan a fallar el corazón, el riñón, el pulmón..", dijo Brusco en el hall del Cemic. Precisó luego que las causas se combinaron "con la edad y con las últimas complicaciones que había sufrido en su reciente internación".



El escritor había tenido una recurrencia de su dolencia respiratoria por dificultades en la deglución, por lo cual debió ser alimentado con sonda, es decir con apoyo nutricional. "Lamentablemente esas medidas fracasaron dada la edad del paciente", señaló el vocero.



Brusco dijo desconocer quiénes acompañaban al prestigioso escritor en sus últimas horas. "Fui notificado por su médico de cabecera, Alejo Florín. Bioy Casares estaba al cuidado de una persona en forma permanente. Anoche (por anteanoche) había estado con algún problema, pero esta mañana (por ayer) estuvo bien. Lo vi cuando él dormía".



El vocero dijo que nada hacía prever que el fallecimiento se produjera ayer. No obstante, admitió que la salud de Bioy estaba muy quebrantada, lo que aumentaba el riesgo del deceso. El médico de cabecera del autor de "La invención de Morel", no concurrió al Cemic para dar un último parte médico, tal como se había anunciado.



Brusco expresó también que, aunque no mantuvo charlas con el escritor, "lo pasaba a ver todos los días y siempre tenía una actitud amable con todos nosotros".Y concluyó: "Hay un momento en que el organismo dice Basta, he cumplido mi misión . Bioy Casares vivió una vida muy plena".



El escritor tuvo tres internaciones en los últimos tiempos debido a una descompensación cardíaca, una complicación pulmonar y, la última, por "una especie de aspiración por algo que había comido, lo que produjo la falla multiorgánica".

fuente: La nación

No hay comentarios.: