Recibe todas las novedades en tu mail

Tierras raras: como oro verde - Nota en Noticias y Protagonistas

Viernes 14 de Mayo de 2010 12:20


Verde son los loros, los paños de mesa y la esperanza, decían los abuelos. Con el tiempo "el verde" era el dólar, dador de poder. Más adelante fue el color identificatorio de la lucha ambiental y de los partidos ecologistas. Pero hoy, para quienes rastrean en las nuevas tecnologías, el color se identifica con los lantánidos (verdes), que valen lo que pesan en oro. Son catorce elementos que figuran en la tabla periódica, descubiertos en Escandinavia en el siglo XVIII pero que originalmente sólo fueron considerados por su exotismo, al punto de ser llamados "tierras raras". Todavía la ciencia y la tecnología no le encontraban aplicación a sus propiedades.

12/05/2010. En 1794, el químico finlandés Johan Gadolin descubrió en las minas suecas de Ytterby un nuevo mineral que contenía un óxido desconocido hasta entonces, que bautizó con el nombre de itria. En la siguiente década, el alemán Heinrich Klaproth encontró en el mineral llamado cerita un compuesto de un nuevo elemento que se denominó cerio. Después se utilizó el nombre genérico de "lantánidos verdes", abarcando más de una docena de metales de los que los chinos se dieron cuenta muy pronto de su valor estratégico, apoderándose del mercado al punto de controlar hoy el 95% de las reservas mundiales. Ni siquiera se conocen con toda certeza sus configuraciones electrónicas debido a la gran complejidad de los átomos e iones, y a la consecuente dificultad de análisis.


Los lantánidos puros son brillantes y plateados. En algunos casos poseen una actividad química tan acusada que se reducen a polvo en pocos días al entrar en contacto con el oxígeno del aire. Sus propiedades físicas y químicas varían de modo ostensible cuando las sustancias derivadas de las tierras raras presentan impurezas o se hallan en combinación con otros elementos, y sus puntos de fusión y ebullición cambian drásticamente. Sin embargo, la escasez en las muestras disponibles y la dificultad para obtener los elementos puros complica el estudio de sus propiedades. De todos modos, con lo que se sabe alcanza para hacer pingües negocios. Y en eso de ganar dinero, hace años, los chinos vienen marcando diferencias. Porque se sabe que hay lantánidos en la Luna, pero está demasiado lejos


Más información:
http://www.noalamina.org/mineria-informacion-general/impactos-de-la-mineria/tierras-raras-como-oro-verde

No hay comentarios.: