Recibe todas las novedades en tu mail

Taller sobre control biológico de /Sirex noctilio/


Cierra la inscripción a un taller de Sirex que la Facultad de Ingeniería y Ciefap organizan para el 5 y 6 de Septiembre de 2011 rotulado como "Encuentro - taller: Actualización sobre control biológico de /Sirex noctilio/ con el nematodo parásito /Beddingia siricidicola/"

La avispa del pino, Sirex noctilio Fabricius (Hymenoptera: Siricidae), es una plaga de importancia económica para varias especies de Pinus. En su estado adulto ovipone en el tronco de pinos vivos, donde sus larvas se alimentan de un hongo simbionte que crece dentro de la madera, dejando múltiples perforaciones, debilitando el árbol y destruyendo su valor comercial. La hembra de S. noctilio, junto con oviponer, deposita blastosporas del hongo Amylostereum areolatum (Fr.) Boidin y un mucus tóxico que causa marchitez del follaje y debilita la zona de oviposición, facilitando la colonización del hongo. La interacción entre el hongo y el mucus tóxico deshidrata la madera, creando un ambiente favorable para el desarrollo de las larvas, las que perforan la madera en busca del micelio del hongo.

Debido a los daños que produce esta plaga, se le considera primaria y cuarentenaria, obligando a los países que la poseen a realizar tratamientos de erradicación, tales como la fumigación con bromuro de metilo en las maderas de exportación, junto con realizar controles en los bosques.

El control biológico ha jugado un papel fundamental contra la avispa del pino. Dentro de los controladores destacan diversas especies de avispas parasitoides y el nemátodo Beddingia (Deladenus) siricidicola Bedding (Nematoda: Neotylenchidae), siendo este último el agente de control más eficiente, logrando mantener un alto nivel de parasitismo de la plaga y, en consecuencia, un bajo daño económico.

Beddingia siricidicola puede alcanzar niveles de parasitismo cercanos al 100%, dependiendo de la densidad del hospedero. El ciclo biológico de B. siricidicola está compuesto de dos fases: una de vida libre o micetófaga y otra parasítica. En la primera, el nemátodo se mueve libremente a lo largo de los vasos del árbol, alimentándose del hongo A. areolatum. En este proceso puede entrar en contacto con una larva deSirex, transformándose al estado infectivo o parasítico que se introduce en la larva. Dentro de la larva de la avispa, las hembras de Beddingia alcanzan grandes proporciones (1.000 veces el volumen original) y producen miles de nemátodos que se alojan en el sistema reproductivo del Sirex, dejándolo infértil. Al emerger los adultos de Sirex, los nemátodos son transportados por la avispa a otros árboles, donde ellos comienzan un nuevo ciclo de vida libre.

Beddingia siricidicola es originario de Europa y norte de África, desde donde se ha movilizado, junto con su huésped o en forma artificial, como agente de control biológico. En Australia y Brasil se han logrado buenos niveles de control de S. noctilio con la introducción de este nemátodo parásito; sin embargo, uno de los principales problemas observados ha sido la pérdida de la habilidad parasítica del nemátodo, debido al continuo cultivo de B. siricidicola en medios artificiales. Para mantener la habilidad parasítica original del nemátodo y evitar los continuos traspasos en medios artificiales, se desarrolló durante los años 80, en Australia, un método de criopreservación, el cual no se publicó por razones de patente (Dr. R. Bedding, comunicación personal).

Sirex noctilio se ha desplazado por el mundo en forma accidental, como larvas en embalajes de madera, o por sus propios medios, ya que tiene una alta capacidad de vuelo (20 a 30 km por año). En efecto, esta plaga se desplazó desde su lugar de origen, Europa Central, hasta Nueva Zelandia, Australia y Sudáfrica. En 1980 se reportó por primera vez en Sudamérica, encontrándose los primeros focos en Uruguay. Se asume que tales focos fueron los que posteriormente se desplazaron a Brasil y Argentina. En enero del 2001 el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) detectó un foco de la plaga en las cercanías de la ciudad de Los Andes, V Región de Chile, lo que significó la implementación de un programa especial por parte del SAG, que incluyó la erradicación del hospedero en un área de 50 km alrededor del foco detectado, junto con un aumento del monitoreo más allá del área de vuelo de la avispa. En la actualidad existen más de 20 focos en la IX y X Regiones del país y varias zonas cuarentenadas.

De diseminarse esta avispa en las principales zonas de plantación de pinos, las consecuencias podrían ser relevantes para la industria forestal. Por consiguiente, es importante prevenir la diseminación de la plaga y contar con el principal controlador biológico en nuestro país, en una población tal, que pueda ser liberado en corto tiempo y controlar la avispa desde el momento en que sea declarada plaga endémica. Esto puede ser realizado mediante la criopreservación de nemátodos, lo que permite mantener una alta población en un espacio reducido y conservando las características originales del individuo. Los métodos de criopreservación no son estándar y cada organismo requiere un protocolo propio, especialmente en el caso de Beddingia que vive en galerías en el tronco del pino, soportando una alta presión osmótica. 

Especialista invitado: Ing. Edgar Eskiviski (Lab. de crìa masal de B.siricidicola, INTA Montecarlo, Misiones)
Organizan: Dra. Cecilia Gomez UNPSJB
Dra. María Belén Pildain CIEFAP - CONICET
Inscripción hasta el 31 de Agosto de 2011 en
Centro de Inv. y Ext. Forestal Andino Patagónico (CIEFAP)
Ruta 259 km4, CC14 (9200), Esquel, Chubut, Argentina
TE: ++54 2945 453948/ 450175 int 239/225

No hay comentarios.: