Recibe todas las novedades en tu mail

Matemáticos y físicos diseñaron la pelota del Mundial de Fútbol 2010

MEDIANTE CÁLCULOS ALGORÍTMICOS LA HICIERON MÁS AERODINÁMICA.


La ciencia aplicada al deporte no logra que un negado se convierta en habilidoso, pero le permite al menos virtuoso experimentar que puede rendir al límite. Con la pelota oficial del próximo Mundial de Fútbol en Sudáfrica -en cuya confección se volcaron conocimientos matemáticos, físicos y aerodinámicos- se garantiza, además, que delanteros, mediocampistas y defensores tengan un control más estable del juego.

Se llama Jabulani, una palabra que significa "celebrar" en el idioma isiZulu, está decorada con once colores que simbolizan los 11 jugadores de cada equipo, los 11 idiomas oficiales de Sudáfrica y la unidad de las 11 comunidades sudafricanas. Todo un mensaje en sí misma.

Para los científicos, en cambio, significa un desafio cumplido. Quedaron tan conformes con el resultado que no tienen reparos en calificarla como "perfecta" por su "esfericidad" casi absoluta. Posee una piel externa, llamada "Grip'n'Groove", que asegura un máximo control, un vuelo estable y un agarre ideal en condiciones de lluvia, sol o humedad. Y para lograr una mayor dinámica cuenta con ranuras (Aero grooves).

Las dimensiones de su contorno se calcularon mediante algoritmos y fue sometida a múltiples exámenes en la Universidad Loughborough en Londres, al tiempo que también fue probada en un túnel de viento y en el laboratorio de fútbol de Adidas en Scheinfeld, Alemania.

Andy Harland, que representa a la universidad inglesa, contó que "fue un honor para nuestra casa de estudios participar en el desarrollo de un producto con semejantes requisitos técnicos".

Esos requisitos incluyen su circunferencia promedio. Para alcanzarla, cada balón es evaluado en diez puntos diferentes. El estándar de aprobación va de los 68.5 a los 69.5 centímetros y la Jabulani se clava en 69.0. Por haber logrado ese número se la considera "perfecta". Aunque los arqueros le temen porque viborea.

Otra prueba que tuvo que atravesar fue mantener el mismo volumen a una presión constante durante los 90 minutos de juego. Para verificarlo, fue lanzada contra una placa de acero dos mil veces, a 50 Km/h. Las costuras y las válvulas se mantuvieron íntegras, y así consiguió la aprobación oficial de la FIFA. Su capacidad de rebote fue testeada en un túnel de viento, donde también se prueban aviones.

Los jugadores dicen que es "indomable", pero que ya la van a "domesticar". Otro desafío.
 
Enviado por Gacemail - TEA Imagen.

No hay comentarios.: