Recibe todas las novedades en tu mail

No es lo mismo prestar que emprestar - Daniel Galatro


En muchos lugares he visto que toman el término "emprestar" como una variante inculta de su parecido "prestar". Pero un amigo de apellido Camalla, a quien conocí hace ya unos años y felizmente recuperé gracias a este milagro llamado internet, me hizo notar algo que cambió esa apreciación y me sigue motivando a investigar. Y deseo compartir el asunto con ustedes.

Según los más renombrados diccionarios, "prestar" es entregar algo a alguien a condición de que lo devuelva,para que lo disfrute por un tiempo. Con determinados sustantivos significa ofrecer, conceder o dar, por ejemplo, ayuda o atención. Y algo menos directamente, se asocia con ofrecerse a algo, acceder a alguna cosa o dar ocasión o motivo para algo. En cambio, "emprestar", dicen, suele indicar "pedir prestado".

¿Te han convencido? Tampoco a mí. Por ello, vayamos un poco más adentro de la cuestión.
Yendo de verbos a sustantivos, comparemos "préstamo" con "empréstito".

Un préstamo es la acción y efecto de prestar, un verbo que hace referencia a entregar algo a otra persona, quien debe devolverlo en un futuro. El prestamista otorga una cosa para que quien recibe el préstamo pueda utilizarla en un periodo de tiempo. Una vez finalizado ese plazo, debe devolver la cosa prestada.

A nivel financiero, el préstamo o crédito es un dinero que se solicita a una entidad bancaria o similar. A la hora de devolver el préstamo, hay que hacerlo, por lo general, abonando intereses. 

De la misma forma, nos encontramos con otro tipo de préstamos, tal como el servicio de préstamo de libros que se desarrolla en las diversas bibliotecas municipales y autonómicas de las ciudades. También en el caso del deporte se produce el préstamo cuando el presidente de un club de fútbol concreto que tiene todos los derechos de un jugador permite que dicha figura juegue en otro equipo durante un periodo de tiempo determinado. Por último, un préstamo lingüístico es un elemento que una lengua toma de otra. Pueden ser palabras o morfemas que son adaptados con pocas modificaciones o, incluso, sin cambios.

El término "empréstito" es un sustantivo masculino que hace referencia a una financiación, préstamo o un crédito que se le otorga al gobierno, estado, corporación, entidad o empresa, en especial cuando está representado en aquel documento o un título de tipo negociable o directo al portador. Este término en su etimología viene del sustantivo desusado “empréstido” forma influida por el italiano “imprestito”.

Me parece entender, aunque sin estar muy seguro de captar la sutileza de las diferencias planteadas, que "prestar" es una acción que representa ceder temporalmente un bien, su uso y su usufructo a alguien con la obligación de devolverlo, sin que exista un documento transferible que lo represente.
En cambio, cuando existe dicho título o documento, el "préstamo" se convierte en un "empréstito", 
¿Crees que comprendí la diferencia?

Daniel Galatro


No hay comentarios.: