Recibe todas las novedades en tu mail

Ruedas de luz en los mares. ¿Un hecho maldito?



El fenómeno de los mares con inmensas franjas y ruedas de luz espectral suscita también grandes interrogantes. No sorprende que Charles Fort lo recogiera en su listado de hechos malditos. Durante siglos, estas franjas luminosas se consideraron un cuento de los marinos, pero desde la II Guerra Mundial muchos barcos dieron noticia del mismo. Dichas franjas se han observado sobre todo en el Océano Índico, cerca del Golfo Pérsico. Las explicaciones avanzadas apuntan que se trata de bioluminiscencia marina estimulada por fuerzas naturales, o que se deben a las ondas de sonido que emanan de las perturbaciones submarinas.

Sin embargo, ¿qué combinación de ondas sísmicas puede estimular tantos cientos de ruedas fosforescentes y giratorias? Resulta increíble también que estos despliegues luminosos se hayan visto por encima de la superficie del agua. La interacción del radar con la fosforescencia marina es otra posible explicación, aunque el fenómeno se había registrado mucho antes del invento del radar. Otra explicación, acaso la más sugestiva, es que se trata de un fenómeno autogenerado, provocado por la conciencia colectiva de los organismos marinos.

Se sabe, por ejemplo, que en los Trópicos inmensas cantidades de luciérnagas se iluminan sincronizadamente, pero se desconoce si tal cooperación se produce entre los organismos marinos bioluminiscentes. Por último, ¿por qué el fenómeno se observa sobre todo en el Índico y no en otros otros mares del planeta? Todavía no hay ninguna respuesta a estas preguntas, pues al igual que otros muchos hechos malditos, éste no ha suscitado interés científico y apenas se ha estudiado con el rigor necesario.

Fuente: Isabela Herranz (en portada).
En imagen: Charles Fort.


No hay comentarios.: