Recibe todas las novedades en tu mail

Algo de mi herencia para ti 1


Imagen tomada de "Tus Ciencias Sociales".

Algo de mi herencia para ti.

Cuando uno percibe que no falta demasiado para salir de este plano material, curiosa expresión que como tantas otras parecidas equivale a mencionar la muerte, va tomado más conciencia de que en poco tiempo más ya no podrá seguir, por ejemplo, aprendiendo y enseñando asuntos de y a quienes lo rodean.

¿Y es esto algo realmente importante? Fiel a mi lema "yo no puedo vivir sin mi" podría decir que para mí sí lo es porque de tres etapas por las que necesariamente atravesaré solamente tengo alguna conciencia de la del medio. La que creo debe haber sido la primera (la previa a mi nacimiento) parece de tanto en tanto emitir algunos sonidos que me llegan como ecos lejanos, y la que creo que será la tercera y última (la posterior a mi muerte) es un absoluto misterio para mi conocimiento. Queda pues la tercera como posible información de lo que vendría a ser "mi existencia"o, al menos, mi paso por este que dicen es este plano material.

Cuando nací y viví no supe, al menos hasta hoy, ni de dónde venía, ni por qué, ni para qué. Fui tomando conciencia poco a poco de algo que llaman "realidad", algo que nunca pude comprobar que fuese ella misma real y mucho menos que lo fueran todos los integrantes de una escenografía dinámica que traía asociada y que llamé padres, familia, amigos, vecinos, colegas... y que eran, entes como yo que transcurrían a mi alrededor, a veces cerca y a veces no tanto, de una especie muy parecida a la mía y que me enseñaron a nombrar como "humanos" o de especies absolutamente diferentes que clasificaban como "animales" o "cosas".

En ese escenario me fui autodescubriendo y a esa cohorte me fui integrando ,para ser uno más de los que compartían tiempo y espacio con los otros, sin saber todos de dónde veníamos, ni por qué. ni para qué. Esto seguramente provocaba poco a poco una angustia creciente en los que alguna conciencia de nosotros mismos se iba desarrollando, por lo que piadosamente algo nos calmaba inventando un destino que explicara algo burdamente de dónde veníamos, y una labor, función, o actividad que se convertía en la razón de ser faltante del para qué. ¿Fundamento racional del destino y de la vocación a veces tan ampulosamente proclamados? Ninguno que yo pueda haber aceptado como siquiera posible.

Ya quizá continuaré (en este momento tengo la voluntad (will) de hacerlo). Por ahora mi tarea (inventada) de escritor es limitada por el destino (inventado) de mudar de actividad. Espero tu comentario a mi email o como creas oportuno. Si debes seguir recibiendo algo de mi herencia, lo recibirás. Si no, aquí habrá terminado. ¿Quién puede saberlo?

Daniel Aníbal Galatro
danielgalatro@gmail.com
Esquel - Chubut - Argentina
Mayo 22 de 2017 - 12.30 hs




No hay comentarios.: