Recibe todas las novedades en tu mail

El ártico se deshiela por la explotación petrolera - por Sylvia Ubal


El ártico se deshiela por la explotación petrolera y amplia el efecto invernadero.

Sylvia Ubal (BARÓMETRO INTERNACIONAL, especial para ARGENPRESS.info)
Enviado por Fernando Mengui.

Shell con historial en desastres ambientales, regala legos con su logo a niños.

El Ártico ha sufrido en los últimos 30 años, la desaparición de las tres cuartas partes de la capa de hielo. En el año 2012 se produjo la mayor tasa de deshielo en la historia del Ártico, este ya no es tan brillante y blanco como solía ser. Sobre estos efectos los científicos advirtieron este deterioro hace años, pero a los países industrializados no les importa el efecto invernadero, o que los glaciares se descongelen causando los efectos de la liberación del metano atrapado en el hielo, lo cual acelerará el calentamiento global. En Siberia hay indicios de que la pesadilla que ya comenzó.

El Ártico es el área que rodea el Polo Norte de la Tierra, con una superficie aproximada de 15 millones de kilómetros cuadrados, incluyendo a ocho países diferentes (Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia y Rusia), que en vez de buscar soluciones, discuten por repartirse el terreno, que no es el hielo sino lo que hay debajo del mismo. Ven una oportunidad para la extracción de crudo y para abrir nuevas rutas marítimas para la industria pesquera. En definitiva, una oportunidad de hacer dinero a costa de la destrucción y la esquilmación de la denominada “última frontera”.

En el Ártico se encuentran enormes reservas de gas y petróleo. En este mes de Julio de 2014 una de las empresas petroleras que no cesa en su interés por extraer crudo del Ártico es la gigante anglo-holandesa Royal Dutch Shell, empresa encabeza el ranking de las empresas más grandes del mundo y que comienza su ambicioso proyecto de explotación de petróleo en la región sin pensar en los daños que pueden ocasionar a nivel mundial.

El ecosistema sufre los efectos de la explotación petrolera

El trabajo que pretende realizar la petrolera debilitará el Ártico tan sólo por el hecho de abrirse paso a través del hielo, pero las consecuencias que puede ocasionar un derrame de petróleo, en las aguas del océano en aquellas latitudes, serían devastadoras, por el gran costo que tendrá, tanto económico como ambiental La fauna presente en el Ártico (osos polares, zorros árticos, morsas entre otros) tendrán que cambiar su ecosistema natural, obligándoles a cambiar alimentación y lugar de apareamiento. Incluso la vida marina se vería afectada por la disminución de algas en la capa helada o de fitoplancton de los cuáles se nutren.

Pero, ¿quién es Shell?

En su web se definen como una empresa, que “colabora para satisfacer la creciente demanda de energía, desarrollando sus actividades de forma económica, socialmente responsable y respetando el medioambiente”. Pero la realidad ha puesto en duda en multitud de ocasiones esta afirmación. En 2009 Shell fue declarada la compañía petrolífera más contaminante del mundo por Greenpeace y Amigos de la Tierra, por ser la que más gases de efecto invernadero (GEI) genera por cada barril de petróleo producido.

Además cabe señalar los continuos daños que provoca en los ecosistemas donde ubica sus instalaciones y la constante violación de los derechos humanos. Puntos del planeta como Nigeria se han convertido en lugares en los que Shell actúa a sus anchas por la falta de regulación y la corrupción gubernamental. Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WFF) en el delta del Níger en los últimos cincuenta años, tiempo que se lleva explotando la zona, se han derramado más de 1,5 millones de toneladas de crudo.

Es bueno señalar que la contaminación continua en el delta del rio Níger, la multinacional anglo-holandesa está acusada de violar los derechos humanos según el Center for Constitutional Rights (CCR), el Earth Rights International (ERI) y otros abogados de defensa de los derechos humanos en las zonas donde actúa.

Si nos remontamos a los años 90, miembros de la etnia ogoni asentados en el Delta del Níger en el sureste de Nigeria, fueron víctimas de operaciones armadas cuando iniciaron protestas por los continuos vertidos y la contaminación que la petrolera Shell estaba provocando en la zona. Sus peticiones eran que se frenaran los vertidos diarios y la quema ilegal de gas, que se llevaran a cabo las compensaciones económicas por todos los daños causados y que se produjera una distribución de la riqueza generada con el petróleo.

La empresa Shell junto con el régimen militar de Nigeria, que dio apoyo a la petrolera, fueron las que asesinaron a miembros ogonis como represalia por las protestas, según la organización Platformlondon. El informe “Counting the Cost Corporations and human rights abuses in the Niger Delta” La multinacional anglo-holandesa tiene un largo historial de casos de vertidos y contaminación.

El criminal derrame de la Shell de 200 toneladas de crudo, en el Reino Unido

El derrame de más de doscientas toneladas de fuel en el mar del Norte en agosto de 2011, en una plataforma marítima a unos 180 kilómetros de la costa escocesa, ha sido el mayor que se ha producido en Reino Unido desde el año 2000. Como en otros casos de vertidos, la falta de transparencia y la tardanza de dos días en hacer público el vertido ha sido denunciado por el grupo ecologista Greenpeace. Aunque las perforaciones en el Mar del Norte son consideradas como un ejemplo de seguridad en cuanto a las instalaciones, la posibilidad de fugas siempre está presente.

También en Brasil, los indígenas exigen desde hace años que la petrolera salga de sus tierras ya que la producción de etanol está afectándoles de forma muy negativa. La caña de azúcar que se utiliza para producir etanol se cultiva en el territorio de la comunidad guaraní que ve como los productos químicos utilizados están afectando a la salud de la población y del entorno.

El Ártico parece que se ha convertido en el próximo objetivo de Shell, una empresa con un amplio historial de desastres medioambientales a sus espaldas.

La farsa de dar legos a los niños con membrete de la Shell

El cambio climático es una enorme amenaza para todos los niños del mundo, pero Shell intenta apropiarse de la magia de Lego para ocultar su parte de responsabilidad; se está aprovechando de que los niños adoran sus juguetes para sellar su lealtad de por vida. La relación entre la multinacional de extracción de petróleo y Lego comenzó con la firma de un acuerdo para incluir el logotipo de la petrolera en las piezas del juguete, como parte de “una campaña de limpieza de imagen” y “transmitir valores positivos como los que contagian los juguetes.”

“Shell se instala en las habitaciones de los niños para generar futuros consumidores y seguidores de la marca”, Lego ha confirmado que aumentará su promoción conjunta con la petrolera en los próximos años. Esto supone un enorme aumento en la promoción de Shell ya que desde que comenzó su programa de perforación, se han vendido o regalado 16 millones de paquetes de Lego en las estaciones de servicio en 26 países, lo que ha supuesto para multinacional petrolera un incremento del 7,5 % en ventas en todo el mundo, según datos facilitados por la organización ecologista Greenpeace.

Ante esta situación, las organizaciones ecologistas han puesto en marcha una campaña de recogida de firmas para prevenir un posible derrame en el Ártico, que afectaría a “una increíble vida silvestre, como los osos polares, ballenas y morsas” y sería “casi imposible de remediar con efectos devastadores para el medioambiente”.

A continuación adjunto dos videos para que vean lo que se está planteando en este artículo

http://www.youtube.com/watch?v=qAa9SxIhFNQ

---


No hay comentarios.: