Recibe todas las novedades en tu mail

Zeitgeist: El Espíritu del Tiempo


Zeitgeist:
Es un término que se refiere a los caracteres distintivos de las personas que se extienden en una o más generaciones posteriores que, a pesar de las diferencias de edad y el entorno socio-económico, una visión global prevalece para ese particular período de la progresión socio-cultural. Zeitgeist es la experiencia de un clima cultural dominante que define, particularmente en el pensamiento hegeliano, una era en la progresión dialéctica de una persona o el mundo entero. La contribución principal de Hegel a la formulación del concepto de Volksgeist ("espíritu del pueblo") es la atribución de un carácter histórico al concepto. El espíritu de una nación es una de las manifestaciones de Espíritu Mundial (Weltgeist). Ese espíritu está esencialmente vivo y activo a lo largo de la historia de la humanidad. Ahora, el espíritu de nación es una etapa intermedia en la historia mundial, conocida como la historia mundial del espíritu. El Espíritu Mundial da el impulso a la realización del espíritu histórico de varias naciones (Volksgeister). El espíritu de naciones individuales son las articulaciones (Gliederungen) de una organización y su realización. El espíritu de naciones individuales representa un segmento del Espíritu Mundial del que emerge un espíritu universal ilimitado.

(Fuente: Wikipedia)



[Por Franz Floyd p/Diario El Peso - Buenos Aires] ¿Qué tiene de especial un movimiento activista surgido de Internet entre tanta disconformidad globalizada? ¿Qué puede hacer más de medio millón de individuos aprendiendo a ejercer el pensamiento crítico en algo más de 46 países? ¿Qué dilema plantean sus miembros al afirmar con menos de dos años de existencia que “La revolución es ahora”? ¿Una revolución no televisada, es real? ¿Es acertado diagnosticar que el actual estado de las cosas devino en un cáncer maligno para la misma civilización que lo generó? ¿Podría ser que el mismo comportamiento humano esté potenciando la metástasis de esta patología social? ¿Es por un profundo miedo inconciente al cambio o por simple ignorancia de la enfermedad que la realidad se manifiesta como parte de una “naturaleza humana” maligna y determinada a la guerra de todos contra todos por los siglos de los siglos, amén? ¿Podría ser que nuestro propio sistema operativo mental se encuentre peligrosamente desactualizado y eso no nos permita ver dónde estamos parados en este universo en pleno siglo XXI?

La respuesta a todas estas preguntas está abierta a tu juicio. Lo cierto es que estamos ante un proceso transicional sin precedentes en la historia oficial. A un antiguo y oscuro orden mundial se le está cayendo el velo de la mentira mientras lees estas líneas entre tanta información informatizada que se esparce libre por la red de redes. Es evidente que a algunos todavía les cueste reconocer este proceso. Todavía la matrix está funcionando ahí afuera. Todos sus títeres y payasos de colores bailarán entre partidos seudo-políticos y leyes de papel hasta que se termine su guión orquestado; todos sus cargados códigos morales y mitos milenarios seguirán adaptándose para auto-preservar las jerarquías que les hacen creerse en la cúspide de una pirámide que sólo existe en su imaginación condicionada; sus hipócritas lógicas maximizadoras de beneficios corporativos seguirán carcomiendo sin escrúpulos al planeta Tierra y a todos sus habitantes; todos sus medios seguirán incentivados a paralizar todo intento humano de pensamiento critico y sentimiento consciente.

Despertando el Pensamiento Critico: Ahora bien, ¿Podrían ser las mismas limitaciones del actual sistema, las causas que empujan por despertar al espíritu de una nueva era en cada individuo que observa que algo anda mal? ¿Podría ser que el espíritu del tiempo sin tiempo se vaya apoderando sutilmente de miles de mentes y corazones alrededor del planeta? ¿Podría ser que la semilla de la destrucción del sistema haga emerger cada día, naturalmente por causa y efecto, un nuevo hombre dispuesto a modificar, paulatina, pero radicalmente su vida cotidiana para convertirse en el cambio que quiere ver en el mundo?

Sólo si buscamos ver conscientemente la problemática humana actual podremos vislumbrar cómo nuestro barco humano se está hundiendo cada día más en un mar de negocios empetrolados y billetes ensangrentados. Este proceso requiere principalmente de voluntad individual de cambio. Tras enfrentarnos al problema podremos encontrar la respuesta. Debemos visualizarlo libres de los filtros mentales institucionalizados por siglos de oscurantismo e ignorancia, ya que en el problema se encuentra su di-solución. Este proceso humano permite descubrir las condiciones existentes HOY que pueden reflotarnos por nuevos océanos.

Cada individuo que empieza a remar en esta nueva dirección contagia con su entusiasmo y sed de entendimiento y claridad a todos los que lo rodean. Es así que el efecto exponencial hace que a cada minuto un nuevo hombre abra sus ojos.

Reconocimiento del Proceso de Unificación Humana: Mientras caminabas tranquilo a tu trabajo, un nuevo hombre está dejando de ceder ante la presión uniforme del pensamiento único que todo lo explica para tu cómodo adormecimiento. Mientras recorrías un supermercado para comprar tu nueva necesidad de moda, una nueva mujer está apagando la TV y prendiéndose a sí misma. Cada día surge un nuevo hombre que, enfermo de tanta brutalidad destructiva, busca disolver los dogmas que cerraron su razonamiento. Cada día surge una nueva mujer que busca explicárselo todo a través del entendimiento objetivo. En ese buscar realista aparecen los mitos y las falacias que rigen nuestra ciega vida actual. En ese buscar se encuentra que la humanidad es una especie en guerra consigo misma. Entonces se van borrando las fronteras. Las divisiones desaparecen tras la observación de las propias limitaciones que hemos construido en nuestra mente. La guerra de disuelve desde adentro, y aparece la unidad de la Humanidad en el Universo.

¿Qué debe superarse para que los individuos vayan aprendiendo a seguirse a si mismos? ¿Podrían irse contagiando anticuerpos dentro del cáncer sistémico? ¿Será central la expresión libre de ideas que plantean soluciones técnicas desde el entendimiento? ¿Será posible superar las barreras mentales que mantienen cautiva a la humanidad en su propia trampa de papelillos-deuda de colores?

Encontramos que la ciencia de lo cotidiano descubre nuevas e infinitas posibilidades para el desarrollo del potencial humano. Encontramos que es crítico recuperar el sentido común que devuelve dirección a la existencia humana. Encontramos que la actitud inteligente y la búsqueda de vivir en armonía con uno mismo y con el entorno ¡es un reconocimiento consciente de la misma naturaleza de la vida!

Este proceso maravilloso está haciendo re-nacer a la Humanidad. Algo muere para que nazca otra cosa. Es el ciclo de la vida. Es lo que se observa como evolución consciente. Nada que no pueda explicarse desde la lógica: el sistema y sus limitaciones se hacen evidentes día a día y la humanidad no deja de caminar, lenta pero directamente, hacia un nuevo horizonte de lo imaginado. Un nuevo paradigma de abundancia, amanece brillante ante los ojos abiertos de muchos individuos sobre la faz de la tierra.

Un viaje dentro del Movimiento: Es en este proceso donde entra la letra con la que todo empieza y termina: “Z”. Un grupo abierto de individuos que de a poco se va liberando de sus viejas fronteras nacionales, va dejando atrás sus inculcadas dogmatizaciones religiosas; va disolviendo las falsas disyuntivas que condicionan los procesos mentales libres de pensamiento critico como ser ideologías sociales, económicas o políticas. Un grupo abierto de gente que busca entender qué es lo que anda mal en la sociedad. Gente que como tantos otros durante la historia oficial, y la ocultada, fue defraudada por las instituciones una y otra vez. Gente que escucha el ruido interno que les hace todo lo así llamado “establecido”. Gente que antes no podía sentirse plenamente parte de una maquinaria burocratizada de costos y beneficios sin sentido.

Lo que ha motivado a todos los hombres a despertar del sueño mental, es el ansia humana de buscar entender ¿Qué pasa con este mundo? ¿Dónde estamos parados? ¿Hacia dónde vamos?

El espíritu del tiempo invita a dejar de Creer y ¡aprender a Saber! Dejar de esperar y ¡Activar YA! ¡La revolución ES ahora! No mañana, porque mañana es tarde dentro de un sistema antieconómico que tiene el papel-deuda como motor. La maquinaria monetaria que nosotros mismos alimentamos día a día nos tiene automatizados. ¿Podremos parar antes de que se acabe el combustible hidro-carborífero? ¿Tendremos que esperar a que se prenda fuego el “Cromagnon” de la humanidad para detener el baile de la muerte?

Desde adentro buscamos deconstruir el entramado institucional: economía monetaria, política corporatocrática, hipnotismo mediático, educación paralizante, religiones divisoras. Los guardianes del statu quo están en proceso de extinción. Todos aquellos que se aferran desesperadamente a lo establecido, van descubriendo día tras día la obsolescencia de un sistema que se sabe cada vez más inherentemente corrupto. Aferrarse a algo que muere es morir un poco cada día. La humanidad debe liberar un upgrade conciente y elegir la Vida responsable de Ser Humano.

Desde afuera buscamos construir un nuevo horizonte en el cual cabe toda la humanidad unida en reconocimiento de sí misma. Todos tienen acceso a todo. Las posibilidades técnicas así lo permiten si paramos un segundo esta máquina antes de que colapse. Acá esta la rEvolución, en que te actives hacia el cambio de paradigma. Acá se encuentra la dirección hacia donde vamos: una nueva civilización basada en un entorno de abundancia... donde toda la potencialidad humana sea desarrollada día a día en un proceso de revolución permanente, ¡evolución consciente! [Franz Foyd - MZA]

http://www.diarioelpeso.com/anteriores/2010/13122010/ACT_131210_ZeitgeistEspirituTiempo.php

No hay comentarios.: