Recibe todas las novedades en tu mail

Acerca de la curiosidad - por Daniel Aníbal Galatro


¡Hola, amigos!

Estoy trabajando en la segunda parte de la Guía sobre Universos y Multiversos. Y hago una pausa para intentar reflexionar acerca de para qué puede servir investigar, por ejemplo en eso.

Y en este pequeño recreo (break) que propongo me asomo como muchas otras veces a Wikipedia, guiado por la superstición jamás totalmente verificada ni negada de que "Wkipedia lo sabe todo", como parecen sugerir de sí mismos algunos periodistos y periodistas que, agrupados bajo el rótulo de "opinólogos" responden son soltura y cierta suficiencia tanto a una consulta sobre la influencia de las supernovas en los cambios del universo como a las causas de la diarrea en los recién nacidos.
Y en Wikipedia está la respuesta (tipo oráculo de Delfos) a mi duda atroz acerca de lo que motivó la pausa en la que estamos (yo por mi voluntad y ustedes porque fueron inducidos casi arteramente por mí.

Dicen las páginas sabias que "la curiosidad", causa del efecto por el cual consulto, "es cualquier comportamiento inquisitivo natural, evidente por la observación en muchas especies animales, y es el aspecto emocional en seres vivos que engendra la exploración, la investigación, y el aprendizaje."
"Esencialmente," - continúa oraculizando - "describe un número desconocido de mecanismos del comportamiento psicológico que tienen el efecto de impulsar a los individuos, humanos y no humanos, a buscar la información y la interacción con su ambiente natural y con otros seres a su alrededor".

¿Para qué sirve investigar, entonces? Según la wikibiblia es un efecto propio de nuestra cualidad de ser vivo sumada a nuestra jerarquía de animal superior, consecuencia de ver que "eso" está ahí y que se hace inevitable que alguien lo observe y pretenda investigarlo para saber qué es, cómo es, por qué es, etc.

Una vez que obtenemos datos sobre "eso" nos quedamos más tranquilos, porque lo que nos asusta es lo que no conocemos o no podemos explicar, lo desconocido que nos puede dañar.

Mi amigo Ricky cuando era muy pequeño, digamos de seis años o siete de edad, se enojaba mucho con los adultos que no le permitían o le prohibían hacer algo y antes de salir de la habitación dando un portazo les lanzaba una maldición terrible:
"¡Ojalá venga un aclatismo que los aclate a todos."
Todos los presentes se sorprendían con el portazo pero se horrorizaban con la amenaza del aclatismo, que los preocupaba por su nombre y las consecuencias trágicas que permitía imaginar.
Nadie, ni siquiera Ricky, supo qué era un aclatismo, y en eso seguramente consistía su poder. O, en realidad, tenía ese poder de lo no conocido que parecía tener la capacidad de dañarnos.

Seguramente con el tiempo alguien se atreverá a investigar sobre los aclatismos como lo hace acerca de otros componentes de lo que llamamos universo total, que tampoco conocemos mucho y que por eso nos asustan. Y nuestra curiosidad actuará como respuesta para encontrar explicaciones que nos sirvan como mantos protectores para amortiguar alguno de nuestros temores.
¿Cuántos elementos definidos a través de conceptos expresados por otros seres humanos que los utilizan aprovechando esos temores innatos o adquiridos son motivadores de intentos de investigación que llegan a algún término aceptable o quedan como incógnitas terribles para lo que llamamos nuestro "futuro"?

Y así se desarrollan caminos de superstición (cuya finalidad es "intentar sobrevivir"), a veces normatizados o institucionalizados como "ciencias".

Expresé en la primera parte de "Universos y Multiversos" una conclusión provisoria:

"Cada vez que alguien, en forma consciente, subconsciente o inconsciente propone un nuevo modelo, provoca que muchos realicen su propio análisis para contrastarlo con nuestro limitado y limitante 'método científico', de modo de confirmarlo o rebatirlo. Y siempre será algo positivo porque nos permitirá aprender algo que no sabíamos."

Si les interesa investigar y reflexionar más de estos asuntos relacionados con el tiempo, el espacio, la materia, la energía y cosas así visto con los ojos de los físicos del 2015, ya saben.

Un email a danielgalatro@gmail.com y podrán averiguar cómo hacerse de su copia dela Guía instalada en su propia PC para luego seguir discutiendo estos temas. O para simplemente satisfacer su curiosidad.

Un saludo afectuoso
Prof. Daniel Aníbal Galatro
Esquel - Chubut - Argentina

No hay comentarios.: