Recibe todas las novedades en tu mail

Borges también fue actor

Un desconocido Borges actor sorprende desde la Feria de Frankfurt. El único material cinematográfico que tiene como protagonista al célebre escritor. “¿Qué puede decir un ciego sobre una película?”, dicen que bromeó, al requerírsele su opinión sobre la cinta. Vea el video


Se trata del film “El Sur” que, realizada en 1977 por el director José Luis Di Zeo y Tadeo Bortnowski sobre un cuento del mismo Borges, permaneció sin ser exhibido durante unos 30 años.

La película fue restaurada y reacondicionada hace pocos años por Management Cultural, una compañía gerenciadora de proyectos culturales que acompaña al Centro Cultural Caras y Caretas en Alemania para la presentación de esta obra.

Borges interpreta en el film a Juan Dahlman, el personaje protagónico del “El Sur”, un relato que puede ser interpretado como una autobiografía que asocia la enfermedad con el proceso creativo del ser humano, concepto psicológico altamente investigado en distintas partes del mundo.

A partir de la presentación en la Feria de Frakfurt – la quinta oportunidad en que se exhibe a nivel mundial -, por primera vez el público alemán tiene acceso a este film único donde puede verse a Borges batiéndose a cuchillo con un final incierto. Varios productores alemanes ya han demostrado su interés por llevar a este Borges aventurero y desafiante por distintas ciudades alemanas para ser visto en todo el país

Fue en la madrugada del 24 de junio de 1975. Hacía mucho frío y la locación, en pleno campo, estaba perdida en la niebla.


Pero, según recuerdan quienes trabajaron en el rodaje, lo primero que soportó Borges no fue el frío, sino el miedo escénico; le costaba actuar. Lo segundo, un accidente: metió el eterno bastón en lo que posiblemente haya sido una vizcachera. Casi se cae, pero no se cayó. Salió adelante e hizo su papel.

Y, junto con todo eso, ahora también se sabe que, en su fugaz faceta como actor, el máximo exponente de la literatura argentina exhibió un temperamento “nervioso, obediente, asustadizo y bien dispuesto”. Y, también, generoso. Lo único que pidió a cambio de tres días de trabajo en filmación fue una botella de licor Pernod.

“Y, por supuesto, se la conseguimos”, dijo José Luis Di Zeo, director de Borges, un destino sudamericano, la película documental inédita en la que, cuchillo en mano, el escritor se planta frente a la cámara y, en una sola toma, “lucha contra el destino” para representar un papel que, sin necesidad de ensayarlo, se sabía de memoria.

De poco más de media hora de duración, la película, de carácter documental, acaba de despertar de un letargo de tres décadas, en que permaneció dormida en un placard de Olivos.

Borges nunca quiso opinar sobre ella. “¿Qué puede decir un ciego sobre una película?”, dicen que bromeó, al requerírsele su opinión sobre la cinta.


Fuente: http://www.lu17.com/

No hay comentarios.: