Recibe todas las novedades en tu mail

LEÑA Y FÓSILES POR ENERGÍA SOLAR


(Managua, Nicaragua) “Mujeres solares de Totogalpa”, como se autodenominan, están sustituyendo la leña y la energía que se genera con combustibles fósiles por cocinas y paneles solares, más convenientes para el medio ambiente.
El grupo de mujeres campesinas del municipio nicaragüense de Totogalpa, se formó en 2003, con el fin de utilizar cocinas, secadores y paneles que usen la energía solar, que es limpia y sostenible, en vez de la térmica.
La cooperativa, que une a 19 mujeres y un hombre, trabajan en la promoción, producción e investigación de la energía renovable en la provincia de Madriz (norte) de Nicaragua para el desarrollo sostenible de la familia y la comunidad.

“A las amas de casa nos gustaron más las cocinas solares, porque se ahorra leña, tiempo para cocinar, no hay polvo y no producimos humo”, dijo Nimia López, integrante de la cooperativa.
La iniciativa nació de un proyecto de reintegración de víctimas por minas, sembradas en Nicaragua durante la guerra civil de los años ochenta, apoyado por el Programa de Fuentes Alternas de Energía de la estatal Universidad Nacional de Ingeniería (PFAE/UNI) en 1999 e impulsado por la ingeniera estadounidense Susan Kinne.

El fin de ese proyecto era capacitar a las víctimas de minas en la producción e instalación de paneles fotovoltaicos para generar empleo y uso de fuentes alternas de energía en comunidades locales que no tenían acceso a electricidad, dijo Nimia López, administradora interina de la cooperativa.

Luego, las mujeres de la comunidad de Sabana Grande, de Totogalpa, 220 kilómetros al norte de Managua, hicieron suyo ese proyecto tras darse cuenta de que la energía solar puede ser utilizada para cocinar, en lugar de usar leña y, así, evitar la deforestación y las enfermedades respiratorias.


Fuente: Redacción Teorema Ambiental
en RazonEs de Ser

No hay comentarios.: