Recibe todas las novedades en tu mail

Enriquecedor aporte a la literatura del Paraguay


Literatura Infanto - Juvenil Paraguaya de Ayer y de Hoy, presentada en dos tomos, es el magistral aporte a la producción literaria paraguaya de Teresa Méndez - Faith, una ensayista, una persona que se involucró, con solvencia y rigor, en la necesidad y en la realidad de las novelas, los cuentos, los ensayos, el teatro y las poesías creados desde hace tiempo y hasta los días que corren en nuestro país.
---
Los textos llevan el sello editorial de Intercontinental Editora.
La compilación reune las obras de 43 literatos.

Ciertamente, escribir para los jóvenes y los niños, requiere de una cierta dosis de sabiduría, por así decirlo, pues no se trata de ofrecerles sólo una lectura abierta a un mundo pintado con los mejores colores de la fantasía (que también es importante para motivar su ánimo), sino de acercarles a los valores, a los puntales, y a las semblanzas de ciertas conductas definidoras de éxitos en una sociedad que siempre necesita apostar a la juventud.

Ahora que está instalada la Internet en casi cada hogar, surge la gran interrogante en torno al tipo de vocabulario y también de hábitos que emplean los jóvenes y los chicos, quienes son consumidores de Faceboock y toda la gama de variedades u opciones para un mayor divertimiento y pasatiempo (y también adicción ), generado por quienes mueven los poderosos tentáculos de las redes informáticas.

La autora nos dice que los escritores Nelson Aguilera y Javier Viveros se identifican con este mundo virtual en sus escritos.

El texto "¿Papá, vos no sabés nada?" de Nelson Aguilera, nos confronta con el límite, la línea roja misma de la era digital a la que están expuestos, lastimosamente, muchos chicos de los más diversos estratos sociales.

El personaje, Víctor, es devorado por un mundo irreal propuesto por la computadora, ante la desesperación del padre, que observa, superado y acorralado por las circunstancias de esta nueva ¿droga? instalada en la sociedad, cómo su hijo sufre una transformación en su personalidad, en su ánimo, y en su físico. El joven no solamente baja el rendimiento en el colegio sino además entra en el sedentarismo.

Y el sedentarismo lo lleva a subir de peso, y a caminar, alejado del mundo exterior, por los riesgosos pasadizos de la demencia. Para tener en cuenta.

Delfina Acosta
delfina@abc.com.py
21 de Agosto de 2011

No hay comentarios.: